martes, 27 de agosto de 2019

Arco Natural e ibón de Piedrafita y Bosque de Betato

Ruta circular
distancia: 15,2 Km.
desnivel: 695 m.  
altitud min: 1258 m.      altitud max: 1875 m.
dificultad: Media


Ruta circular que parte del aparcamiento del Parque Faunístico Lacuniacha y recorre  herbosas laderas y bosques a los pies de la Sierra de la Partacua, pasando por el Arco Natural de Piedrafita, el ibón de Piedrafita y el bosque de Betato.

La Sierra de la Partacua es una alineación montañosa de más de 10 Km. de longitud que delimita el valle de Tena por el Oeste, separándolo del Valle del Aragón. La máxima altura de esta sierra es la Peña Telera con 2762 m. de altitud. En esta ruta recorremos el extremo oriental de la sierra, admirando desde su base los verticales y escarpados murallones que conforman su cara norte.


Para llegar al punto de inicio:  hay que ir hasta el pueblo de Piedrafita de Jaca, cruzando el pueblo veremos las indicaciones para subir por pista hasta el aparcamiento del Parque Faunístico Lacuniacha. (Otra opción es aparcar el coche en el pueblo y hacer la ruta desde allí.) La pista pasa bajo unas naves y hace una curva a la izquierda subiendo hacia el aparcamiento. Como vemos que hay sitio para dejar los coches a la izquierda de la pista, justo por encima de las naves y antes de llegar al parking, paramos ahí. Además aquí nace la pista que vamos a seguir.


El cielo está nublado y las previsiones son de lluvia a partir de las 2 de la tarde. La parte más difícil de la ruta es la subida al arco, conviene hacerla con el terreno seco. Decidimos realizar  la circular en el sentido de las agujas del reloj, aunque generalmente se suele recorrer en sentido antihorario. Pasaremos primero por el arco, luego por el ibón y finalmente, si el tiempo lo permite, ampliamos la ruta con un paseo por el bosque de Betato, donde estaremos más protegidos en caso de que caiga el anunciado chaparrón.


Comenzamos a caminar por la pista que pasa por encima de los barracones. Hay unos paneles informativos de rutas de marcha nórdica, la nuestra coincide en buena parte con algunas de las rutas descritas. Con un trazado horizontal y casi recto, la pista va atravesando las laderas, entre prados de pasto y bosques mixtos, con predominio del pino, haya y boj. 



(2,8Km.) Dejamos atrás un indicador hacia un haya centenaria que está a 50m., la pista se nos está haciendo larga y vamos con cierta prisa acuciados por la probabilidad de lluvias. 

(3 Km.) Una pradera a nuestra izquierda nos permite ver, al otro lado del valle del río Gallego, las peñas más occidentales de la sierra Tendereña: Peña Blanca, Peña Rapita y Peña de Hoz. A continuación  la pista dibuja una pronunciada curva a la derecha penetrando en una tupida mancha de hayedo.



<

 (3,8 km) El hayedo se aclara dando paso a los pinos y vegetación arbustiva y ya podemos contemplar los los murallones y graderios de la sierra de Partacua con sus vertiginosos desniveles. Estamos a los pies de la Forqueta dos Güertos y la Forqueta dos Palomos. LeS sigue Punta Cochaldo y al fondo, coronando el extremo de un estrato de caliza blanco-grisaceo, despunta una cima cuyo nombre varía según los mapas: La Corona del Mallo o Peña Blanca (Mapa IGN). Desde esta cima desciende una ramificación perpendicular rematada por la Peña del Campanal o Corona de Mallo (Mapa IGN). Un tanto lioso este baile de nombres. En la ladera de esta última peña se encuentra el Campanal o Arco Natural de Piedrafita, que se puede intuir en la foto, aunque nosotros aún no sabíamos ubicarlo.

La pista ya ha desaparecido dando paso a un sendero estrecho pero claramente hoyado en la hierba por el paso habitual de senderistas. 

(4,1 Km.) Cruzamos una valla ganadera. Pasamos junto a un elegante ejemplar de pino silvestre ya seco. 



 Atravesamos los prados donde pastan rebaños de obejas. Observamos agujeros en las paredes rocosas, probablemente cuevas y descubrimos el arco que puede llegar a pasar desapercibido en medio del accidentado y monumental paisaje de esta sierra. Parece mucho más insignificante de lo que realmente es y también da la sensación de estar apoyado sobre una pared escarpada y de difícil acceso. No hay que dejarse engañar por las apariencias. El Arco Geotectónico de Piedrafita es una verdadera joya que no hay que perderse.



(5,2 Km.) El camino pasa junto a un  pequeño refugio forestal. Esperabamos encontrar un desvio señalizado hacia el arco, pero si lo hay no lo hemos visto, y estamos practicamente bajo él. Seguimos por el sendero y unos 200m. más adelante, comienza a descender. No queremos perder altura ni alejarnos del arco, pero seguimos sin ver indicaciones, así que decidimos salir de la senda y subir por la ladera herbosa. Enseguida vemos indicios del paso de senderistas en la hierba más aplastada, y a la derecha el sendero que sube desde el ibón de Piedrafita y que va un poco más alto que el que veníamos siguiendo.

 


(6 Km.) Plana herbosa donde está la señalización del PR-HU 93.1 con indicación hacia el arco, y también hacia Piedrafita de Jaca (podríamos haber venido cruzando estos prados altos  sin pasar por el refugio, pero creo que este camino es menos claro y definido que el que llega hasta el refugio)
Seguimos subiendo, con desnivel más pronunciado,  por una senda de terreno cada vez más degradado y suelto. 

(6,3 Km.) Bifurcación, se puede seguir recto para rodear por la izquierda el contrafuerte rocoso hasta llegar a lo alto (opción que siguieron los más aventureros), o irse a la derecha (opción más segura) y seguir ganando altura bajo estas paredes hasta que finalizan rematadas por el arco en el lateral. Este último tramo es el más costoso ya que el terreno está muy descompuesto.



 (6,7 Km.) Campanal, Arco Natural o Arco Geotectónico de Piedrafita, catalogado como lugar de interés geológico de Aragón, es un puente de roca caliza formado por erosión diferencial. Aparte de su valor geológico, es un arco precioso y fotogénico. Muy accesible, podemos cruzar bajo su arcada y subir a su parte alta por una rampa inclinada que forma la pared rocosa sobre la que se sustenta. Fabulosas las vistas que brinda o del embalse de Búbal y de todo el Valle de Tena, a pesar del cielo encapotado. Además es un mirador privilegiado para observar el vuelo de las aves. No podemos permanecer en esta atalaya el tiempo que nos gustaría, el viento lo convierte en un lugar poco seguro y nos obliga a bajar.





Habría sido realmente alucinante ver el paso de Alex Villar por esta arcada unos dias después de nuestra visita. El día 18 de septiembre Alex Villar se lanzó desde Peña Blanca equipado con un traje de alas y voló a gran velocidad atravesando el arco. Un salto increible y realmente temerario. Incluyo el video de YouTube. La noticia puede leerse en el enlace: https://www.heraldo.es/noticias/aragon/huesca/2019/09/18/espectacular-salto-base-a-230-km-h-hasta-cruzar-el-arco-natural-de-piedrafita-de-jaca-1334578.html


Después de un descanso al abrigo de las rocas, iniciamos el descenso por la misma trocha.
(7,6 Km.) Nos desviamos por la senda que sale a nuestra izquierda. Abajo queda un refugio pastoril y el sendero que cruza la zona de pastos.
(8,4 Km.) Cruzando un pequeño promontorio nuestra senda entronca con el sendero que se dirige hacia el ibón.





(9,2 Km.) Ibón de Piedrafita. Rodeamos por la izquierda este pequeño lago, escaso de agua, hasta llegar al muro que cierra el ibón y donde tenemos una bonita postal del ibón a los pies de la Corona del Mallo (ó Peña Campanal), Peña Parda y la imponente Peña Telera. En esta presa nace el torrente del Barranco del Boj al que acompañamos en su descenso.




 (10,6 Km.) Cruzamos la pista y seguimos bajando junto al torrente en un agradable descenso por praderas y entre los pinos. Un entorno muy apacible para hacer una parada, comer, e incluso echar una cabezadita mientras los niños juegan a construir puentes en el río. Continuamos bajando por el camino más recto, atajando, cruzando varias veces la pista para evitar sus lazadas.




 (11,8 Km.) Estamos en la pista, cerca ya del aparcamiento de Lacuniacha, pero aún nos queda tiempo para rematar la ruta con un paseo por el bosque de Betato. Abandonamos la pista para seguir un sendero que baja a nuestra izquierda y que nos interna en el frondoso hayedo. Se puede tomar un desvío para acercarse a ver el barranco del Gorgol. Nosotros nos limitamos al bosque, ya que el plan para la siguiente jornada es un hacer el descenso de este barranco, incluyo unas fotos al final. 




Fotos del descenso del barranco del Gorgol:


(13,8Km.) Salimos del bosque y las montañas vuelven a dominar el paisaje, la Sierra Tendereña a nuestra izquierda y la Partacua a la derecha. Finalizamos la ruta enlazando con las pistas que nos llevan de vuelta al aparcamiento de Lacuniacha.




 Regresamos a nuestro alojamiento en el Pueyo de Jaca a ducharnos, descansar un rato y cenar pronto para no perdernos el espectáculo previsto como colofón de las fiestas de San Jose de Calasanz y que nos encanta a niños y mayores: los fuegos artificiales.




Powered by Wikiloc